Terminamos este 2013. Ha sido un año intenso y lleno de nuevos proyectos, y lo terminamos con la satisfacción que da la faena bien hecha. Queremos compartir con todos vosotros uno de los últimos proyectos que hemos entregado durante el mes de noviembre y del cual nos sentimos muy orgullosos, ya que desde el diseño de los espacios hasta el mínimo detalle de acabado ha sido realizado en exclusiva por el equipo propio de OAK. Deseamos que os guste.

El objetivo principal de la reforma era crear una zonificación y unas circulaciones bien definidas. Se trataba de reorganizar y ordenar los espacios, haciendo de cada estancia un espacio para vivir en familia, cómodo y acogedor pero, sobretodo, sin perder de vista que estética y función fuesen siempre cogidas de la mano.

Se realizó una primera fase de proyecto en que se estudió al detalle cada estancia, cada necesidad real, cada costumbre y modo de vida y de moverse… Dimensionar y acotar cada espacio, plasmar cada capricho deseado, crear diferentes ambientes a través de la iluminación… en definitiva, entender qué tenía en mente la propiedad para darle forma y hacer de su sueño una realidad.

El proyecto se plantea con sala, comedor y cocina integrada (con la posibilidad de hacer la cocina independiente a través de grandes puertas correderas ocultas), 3 dormitorios, uno de ellos suite con baño y vestidor, despacho y dos baños independientes.

 

Se intentó potenciar al máximo las cualidades que la propia vivienda ofrecía. Se instalaron cierres exteriores de grandes domensiones de aluminio bicolor (interior gris y exterior blanco para seguir con la estética de la fachada) con vidrios laminados y acústicos por tal de potenciar la luz y las vistas pero, a su vez, eliminar el impacto sonoro de la zona. Se bajó el falso techo en zonas muy puntuales con tal de no perder altura y reducir visualmente el espacio.

En las zonas climatizadas donde se instaló falso techo por motivos técnicos (por el paso de las instalaciones tanto eléctricas como de climatización) se acabó en forma de voladizo y se remarcó con iluminación directa mediante LED.

 

En cuanto a la estética y a los acabados, se apostó por hacer una base de color muy neutra con materiales nobles, para poder dar, posteriormente, color a la vivienda con elementos más efímeros y cambiantes como el mobiliario, el textil, cuadros y atrezzo. Se colocó como pavimento general del piso un parquet natural de roble, tratado al óleo, con un efecto decapado blanquecino para aportar más luminosidad. Se instalaron puertas lacadas color blanco. En los baños se hicieron aplicaciones de microcimientos de diferentes colores en los interiores de la ducha. El mobiliario de cocina es de la casa Dica, de la serie Milano 45, sin tiradores, con puertas lacadas color blanco mate y luz LED perimetral al zócalo del mobiliario. Se realizó un revestimiento de la chimenea existente con plancha de hierro pintada con pintura anticalórica color negro.

En definitiva, un proyecto de éxito en el que las expectativas del cliente en cuanto a calidad, acabados y plazo de ejecución han estado plenamente cumplidas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

ACEPTAR
Aviso de cookies