“Nos pusimos en contacto con OAK, S.L. para la reforma de un estudio el cual había tenido problemas de humedades. Una vez resueltos estos problemas mediante un tratamiento específico, las paredes habían quedado muy perjudicadas. Además, la peculiar estructura del local requería algunas soluciones estéticas. Con la colaboración de Olga -interiorista de OAK- conseguimos solucionar los problemas que se presentaban hasta conseguir el agradable espacio que buscábamos.”